El amor es un fenómeno extraño de explicar que va más allá de meras reacciones químicas. Solo así se puede entender cómo de incrustado se encuentra en nuestra sociedad y por qué se glorifica en historias como Romeo y Julieta o Tristán e Isolda. Por amor se hacen verdaderas locuras, pero no siempre es fácil saber si se está realmente enamorado, así qué, ¿cómo sé si lo que siento por esa persona es amor o solo deseo?

Cuando conoces a alguien siempre reside en ti cierta emoción, especialmente si existe atracción física y psíquica, pero no es fácil determinar en qué se convierte esa emoción a medida que las experiencias entre los dos van creciendo. Las primeras sonrisas cómplices, la emoción de un primer beso o la química durante el polvo son solo algunos ejemplos. 

Sin embargo, si estás enamorado o enamorada, la cosa va más allá, no es solo un par de besos y un poco de sexo, sino que se trata de ese “Buenos días” que te encuentras de buena mañana en el Whatsapp y te hace sonreír durante todo el día. O esas entradas de la última película que visteis juntos y que continúan sobre tu mesita de noche porque te gusta recordar cómo te rozó con la mano en la butaca del cine. Sin quererlo, los pensamientos sobre esa persona te ocupan la mayor parte del día, y no puedes evitar comentarle cada tontería que te pasa en tu día a día o que te cuente su rutina y te parezca fascinante. Descubrir, poco a poco, como si de un nuevo país se tratara, cada rasgo, manía e ilusión de la nueva persona. Fatigar a tus amigos explicándoles lo maravillosa que es esa persona y que tus amigos asientan aburridos entre sorbos de cerveza pero a ti no te importe. 

Son todos estos pequeños detalles y muchos más los que te harán saber si estás enamorado o enamorada, incluso actos imperceptibles que no somos capaces de explicar porque al final cada uno vive ese proceso de enamoramiento de una forma única y especial. Es ese sentimiento, esa sensación de sentirse singular, de que nada en el mundo importa más en ese momento que tú, la otra persona y ese sentimiento la que te hará saber si estás verdaderamente enamorado o no.